Actualidad,  Ideas y conceptos

Capacidad de carga turística: Qué es y cómo medirla

capacidad de carga turistica

Se ha hablado mucho acerca de la masificación del turismo y de las consecuencias que conlleva. Un concepto estrechamente relacionado con el turismo masificado es la capacidad de carga turística.

El concepto de capacidad de carga turística hace referencia a la capacidad que tiene un determinado destino, de soportar físicamente un determinado número de turistas o visitantes, antes de que se ponga en peligro la sostenibilidad de dicho destino.

Explicado con otras palabras, podemos decir que la capacidad de carga turística de un lugar es el límite que se debe permitir a la hora de recibir visitantes para evitar que se vea afectado ese lugar desde diversos aspectos: medio ambiente, seguridad, recursos, capacidad de alojamiento, sanidad, etc…

Por todo esto, debe ser imprescindible que todos los municipios, y especialmente, para aquellos que reciben una particular masificación durante los periodos vacacionales, hacer un estudio de capacidad de carga turística, midiendo de esta forma los recursos necesarios para soportarla y así llevar a cabo medidas de contención y sensibilización.

 

¿Cómo medir la capacidad de carga turística?

 

Hace unos días leíamos el caso de Valldemossa, un municipio Mallorquín con graves problemas de masificación turística en verano.

Lo que hizo este municipio fue elegir un día al azar, y hacer un recuento de los visitantes que tenía el pueblo ese día (tanto los que habían llegado ese día, como los que llegaron días antes pero seguían aún allí) Los datos que recogió este estudio fueron los siguientes:

Visitantes

  • Alojados en establecimientos turísticos: 334
  • Alojados en establecimientos no turísticos: 814
  • Viajeros llegados en coche: 3085
  • Viajeros llegados en autobuses públicos: 544
  • Viajeros llegados en autobuses privados: 714

 

Por tanto la suma de todos los viajeros da un resultado de (334+814+3085+544+714) = 5491

 

Residentes

  • Personas empadronadas: 1950
  • Personas de otros municipios que trabajan en el centro histórico: 384

 

Por tanto la suma de personas que viven o trabajan habitualmente en el centro histórico es de (1950+384) = 2334

 

Aquí os dejamos un gráfico donde se aprecia de forma clara, la enorme diferencia entre residentes y visitantes cohabitando en un mismo lugar durante un mismo periodo de tiempo, algo alarmante y que repercute muy negativamente en la sostenibilidad de un destino turístico.

 

 

Como vemos, es muy sencillo recopilar estos datos para hacer la medición que nos sirva para evaluar las diferencias entre residentes y viajeros, y así poder determinar cuál debe ser nuestra capacidad de carga turística. Ésta debe poder fijar un máximo permitido de visitantes, que no haga peligrar los recursos turísticos, que no dañe el medio ambiente, que no perjudique a los residentes y a los demás visitantes, que sea asumible en términos de infraestructuras: carreteras, accesos, aparcamientos, etc; que sea asumible también en emergencias, dotación policial, bomberos, etc…

En definitiva, hay que medir y controlar el flujo turístico, por lo que es necesario que se establezca un límite para hacer que el turismo sea sostenible para todos.

Déjanos tu comentario