La gestión ambiental en turismo


la gestión ambiental del turismo

La gestión ambiental y el cuidado del entorno natural es de uno de los 3 pilares fundamentales en que se basa el concepto de turismo sostenible. En la relación del turismo con el medioambiente podemos distinguir dos épocas diferentes:

  • Una primera época durante la construcción y la creación de las infraestructuras de la industria turística, en la que en muchos casos se han cometido auténticos atentados ambientales, como la destrucción de ecosistemas, deforestaciones, especulación urbanística, etc…

 

  • Una segunda época en la que la actividad turística está a pleno rendimiento y en la que debe primar una oferta de calidad ambiental de las instalaciones y una gestión sostenible del agua, la energía y los residuos.

 

Actualmente se está produciendo un cambio significativo en el modelo de gestión, que realza el valor del entorno natural de los destinos, y que hace tener en cuenta una serie de decisiones a la hora gestionar la actividad turística.  Estas decisiones se centran en los criterios a la hora de adquirir bienes y equipos, el ahorro energético, la gestión del agua, y la gestión de residuos.

 

Es imprescindible tomar medidas de gestión medioambiental, que van desde los criterios a la hora de comprar bienes, el ahorro energético, la gestión del agua, y la gestión de los residuos generados.

 

¿Qué criterios se deben tener en cuenta a la hora de adquirir bienes y equipamiento desde el punto de vista medioambiental?

 

Cuando vamos a comprar algún bien o equipo, debemos procurar adquirir productos de larga duración, reciclables, y que admitan reparaciones. Por ello los criterios para una compra sostenible serían los siguientes:

  • Utilizar envases con sistemas de retornos y reclicaje (aceites, productos de limpieza, etc)
  • Productos a granel, los cuales requieren una menor cantidad en envasado.
  • Productos locales y frescos.
  • Evitar productos de un solo uso (papel secamanos, vasos de plástico, etc)
  • Electrodomésticos de bajo consumo y eficiencia energética.

 

¿Cuáles son las claves para el ahorro energético?

 

La energía es un elemento imprescindible para producir cualquier bien de consumo, para calentarse o para desplazarse. Las posibilidades de ahorro energético en los servicios turísticos son muchas, principalmente enfocadas a la climatización, donde podemos destacar las siguientes:

  • Utilizar energías renovables para el suministro energético, ya sea de forma parcial o total.
  • Construcción de edificios con criterios bioclimáticos, utilizando materiales aislantes y teniendo en cuenta la orientación de la edificación.
  • Utilizar domótica para controlar temperatura, activar calefacción o aire acondicionado,encendido de luces, etc.
  • Comprar electrodomésticos eficientes.
  • No utilizar lavavajillas o lavadoras a media carga.
  • Implementar una cultura del ahorro energético para personal y clientes

Qué hacer para gestionar el consumo de agua de forma sostenible

 

En la industria turística se emplean grandes cantidades agua y se genera un importante volumen de aguas residuales. Por ello se hace imprescindible tomar medidas de eficiencia en el consumo de agua, un bien tan preciado como escaso. Las principales medidas son las siguientes:

  • Instalar istrumentos de ahorro, como difusores, limitadores de presión, o temporizadores.
  • Instalar cisternas de doble descarga en los wc.
  • No dejar correr el agua prolongadamente para lavar alimentos o utensilios.
  • No utilizar lavavajillas o lavadoras a media carga.
  • Revisar electrodomésticos periódicamente para evitar fugas y pérdidas innecesarias.
  • En los jardines, intentar elegir plantas autóctonas que consuman poca agua.

 

La gestión de los residuos en el turismo

 

Uno de los impactos medioambientales más negativos en turismo es la ingente generación de residuos que se produce. Todos los establecimientos turísticos deberían tomar una serie de medidas para paliar y ayudar a gestionar de forma adecuada estos residuos:

  • Disminuir los envases y plásticos haciendo compras a granel
  • Evitar productos de un solo uso (papel secamanos, vasos de plástico, etc)
  • Instalar contenedores para separar residuos por tipología, y fomentar el reciclaje entre el personal y los clientes.

 

La importancia del reciclaje

 

 

Resumiendo…

 

A modo de resumen podemos decir que, como ya hemos comentado en varias ocasiones, el turismo genera una serie de impactos medioambientales muy importantes y que deben ser tratados de forma sostenible. Es imprescindible tomar medidas de gestión medioambiental, que van desde los criterios a la hora de comprar bienes, el ahorro energético, la gestión del agua, y la gestión de los residuos generados.

Por suerte en la actualidad, la conciencia medioambiental es cada vez mayor, y la utilización de los recursos naturales por medio de las entidades turísticas se hace de forma sostenible, lo que ayuda a preservarlos en el tiempo.

 

Ideas y conceptos

Déjanos tu comentario